Abanicos para celebraciones

Con el buen tiempo empiezan las celebraciones y el calorcito y qué mejor que regalar un abanico.

Dar a tus invitados un detalle útil siempre es agradecido y además si está pintado a mano con un diseño original para qué quieres más.

Os quiero enseñar algunos modelos que he pintado para bodas y comuniones, todos pintados a mano.
La mayoría eligen modelos pequeños de 19 cm. y el color que recomiendo siempre en el abanico es el natural y ponerle el toque de color en el motivo. De esta manera a la hora de darlo no hay problemas que te digan, yo lo quiero rosa, pues yo naranja....todos igual y nos quitamos preocupaciones de ese tipo.
Abanico Pasión naranja

Hay varios modelos donde elegir pero si de los que hay no te gusta ninguno se puede hacer un diseño a tu medida, sólo tienes que pedírmelo y se hace un boceto con uno nuevo.
Abanico Primavera morado
 Los abanicos para celebraciones van con etiqueta impresa con el evento, por ejemplo "enlace María y Jesús", "1ªcomunión Jose Antonio".... o si lo preferís escrito en una de las varillas, aunque esa opción tampoco suelo recomendarla, para que el regalo no termine en el fondo de un cajón.
Abanico Danza verde

Os puedo enseñar muchos más pero por ahora no os quiero cansar, sólo este último que personalmente me encanta.
Abanico Recuerdos turquesa
Espero que os haya gustado, os iré enseñando más modelos en otros artículos. Ya me contáis vuestras opiniones y si tenéis cualquier cosa que consultarme no lo dudéis, poneros en contacto conmigo en taller@bosquedecolor.com


Qué seáis felices amigos y llenad vuestra vida de bonitos colores

0 comentarios :

Abanicos de novia

A la hora de preparar una boda hacen falta muchos detalles en los que pensar, lista de invitados, ceremonia, celebración, peinado, maquillaje, vestido......en fin, como empiece no paro.

Una vez que todo lo importante está preparado, comienzan los pequeños detalles y ahí entro yo, que intento poner un toque de color algo diferente.

Siempre me he fijado en los abanicos que lucían las novias y lo que el mercado ofrecía y me dí cuenta que todos, o la mayoría, eran con encajes muy recargados, de tul o incluso de plumas. Nunca encontré uno que se amoldara a la personalidad de la novia. Creo que al igual que el vestido, el peinado o el ramo que son elegidos por y para ella, el abanico también tendría que ser igual. Tendría que llevar su personalidad, su caracter y su forma de ser y así formar parte de un conjunto.

Le dí muchas vueltas y pensé que ¿por qué no iba a tener una novia un abanico pensado para ella?, y me lancé a la aventura de pintar el primer abanico de novia.

El proceso para realizar un abanico de novia comienza conociendo el estilo de ella, moderna, clásica...luego detalles de su vestido, ramo de flores...cuánto más detalles mejor. Lo hago para que el abanico que voy a pintar vaya en consonancia con el conjunto y con su forma de ser.





Este abanico para novia lo realicé hace mucho años ya, un abanico de madera de abedul con pais de algodón en beig. Los motivos fueron unas orquídeas que iban a juego con el color del ramo para que cuando la novia lo soltara y cogiera el abanico todo fuera a conjunto. Un motivo muy delicado en colores naranjas, salmón y un toque de verde.



Es un regalo perfecto para una novia, si queréis tener un detalle muy especial con ella no hay nada mejor que un abanico para ese día. Encargar un abanico que esté pintado a mano por y para ella y que además siempre va a poder lucir y recordar ese momento tan especial. Os aseguro que nunca se olvidará de quién se lo ha regalado.

Otro abanico que pinté y que os quiero enseñar fué este en tonos rosas y grosellas. De estilo más moderno y abstracto pero con formas elegantes.
La madera es en tono natural y el pais en color crudo. El dibujo hace formas elegantes y los colores van cambiando la tonalidad entre sobras y luz.


Ya sabéis, si queréis tener uno para ese día tan especial o regalarselo a alguíen sólo tenéis que poneros en contacto conmigo en taller@bosquedecolor.com
 
¿Qué os ha parecido?, espero con ilusión vuestros comentarios.

Qué seáis felices amigos y llenad vuestra vida de bonitos colores

0 comentarios :

Mi historia con el abanico

Mi gran pasión, el abanico. Me vais a permitir que os cuente una pequeña historia de mi vida en torno al abanico.

Desde pequeña he visto a mi abuela con un abanico en los días de calor, siempre me han parecido fantásticos. Un complemento de lo más práctico a la vez que bonito y elegante.

Mi abuela tenía muchos, era para ella un regalo perfecto y cuando fuí creciendo comprendí cuánta razón tenía. Te saca del apuro del sofoco, te aporta la brisa justa en el momento adecuado y te da un toque de glamour que no se puede aguantar.

Abanico Frescor

Cada vez que salíamos a la calle, mi abuela me decía: ¡¡Niña mi abanico!!. Se le podía olvidar cualquier cosa, pero su abanico nunca.

Cuando se le rompía uno, (o le rompíamos uno mejor dicho), siempre sentada en su sillón, comenzaba a ver detenídamente su varilla rota, abriendo y cerrando su malogrado abanico. Eso sí, aunque se lo rompiéramos nunca ponía mala cara ni se enfadaba. Qué bonitos recuerdos y cuánto echo de menos esos momentos.

Cuando empecé a pintar abanicos, hace ya muchos años, me preguntaba, ¿por qué no lo habré hecho antes? Así le hubiera podido pintar a mi abuela todos los que quisiera. Por eso cada vez que pinto uno, mi recuerdo va para ella y seguro que es la que me manda ideas.

Eso sí, menos mal que mi madre los luce por ella y anda que no los luce bien!!!

Abanico Simpatía

El primero que pinté supuso todo un reto para mí, algo que no creía que fuese capaz de hacer, pero lo conseguí, y fué el comienzo de algo precioso. 

La realización de un abanico empieza en mi cabeza, intentando plasmar la idea que tengo, pensando en la gama de colores y el efecto que quiero. Una vez que tengo ordenadas esas ideas, las plasmo en papel hasta que finalmente sale el diseño deseado. A partir de ahí todo es maravilloso, ver como la idea que en un principio fué, se convierte en un cuadro andante que puedes lucir en todo momento. Me hace feliz ver que todo salió bien.

Bueno amigos, esta es la pequeña historia que quería contaros hoy y que con gran ilusión he querido compartirla con vosotros.

En otros artículos os iré contando más cositas interesantes de los abanicos, y os iré enseñando los diseños que he realizado, aunque lamentablemente no tengo fotos de todos.

Qué seáis felices amigos y llenad vuestra vida de bonitos colores

4 comentarios :